Busca aqui temas de Artículos de interés

Bienvenido     llamanos  +449 973 11 22     Siguenos

Image Alt

Blog UCA

Al 3 de febrero 2021 en México han muerto 161 mil 240 personas a causa del COVID-19, y en el mundo han fallecido ya más de 2 millones de personas, esto es dos veces la población total de Aguascalientes.

            ¿Se imaginan cuántas personas en duelo representan esos 2 millones de muertes?

Un estudio de la Universidad del Sur de California en junio 2020 reveló que por cada muerte por COVID, 9 familiares cercanos quedan en duelo, esta media nos daría un total de 18 millones de personas en duelo en todo el mundo.

Un duelo en asilamiento, un duelo sin despedida, un duelo sin rituales.

La situación mundial que se vive a causa de esta pandemia cambió nuestra forma de estar y experimentar el mundo, provocando cambios en todas las esferas de nuestra vida, incluyendo nuestra manera de morir y despedir a nuestros difuntos.

La dimensión social de la despedida de un ser querido se ha visto eliminada, de forma justificada, lo que nos ha impedido disponer del apoyo social y afectivo en esos momentos tan difíciles; nos ha impedido desarrollar con normalidad los rituales propios, de gran importancia para que el proceso de duelo sea más llevadero.

Un duelo, es una experiencia que necesita ser compartida, acompañada, sostenida por abrazos, palabras de cariño y respetuosos silencios, que en conjunto ayudan a que la persona en duelo no se sienta solo ante el dolor. El apoyo emocional recibido en estos primeros momentos es crucial, pudiendo dificultar o favorecer este proceso, y en el cual también juegan un papel muy importante la personalidad y el contexto social y familiar de cada persona.

Quienes han perdido un ser querido experimentan una variedad de emociones; tristeza, rabia, culpa, impotencia, agotamiento físico y psicológico. La frustración, el enfado y la culpa son emociones que pueden estar muy presentes hoy en día, ante esta situación mundial, y tal vez permanezcan durante algún tiempo más.

No, no es fácil… pues ante la pérdida de un familiar a causa del COVID 19, hay que añadir las circunstancias especiales que conlleva, como el no poder cuidarle, acompañarle y despedirle; lo que hace que se desencadenen síntomas de malestar físico y psicológico, tales como taquicardias, palpitaciones, sensación de opresión en el pecho, sensación de nudo en la garganta o en el estómago, sequedad en la boca, sensación de mareo, irritabilidad, dificultad para concentrarse, disminución del rendimiento.

Entonces… sí, es normal que haya enfado, es normal tener muchas preguntas al respecto.

La importancia de poder despedirme.

Los rituales de despedida son actos simbólicos que nos ayudan a expresar nuestros sentimientos y abren la puerta a la toma de consciencia de este duro proceso.

Algunos pueden ser de corta o larga duración, al tener una carga simbólica y emocional, nos permiten conectar con el dolor.

¿Cómo actuar ante la situación actual de aislamiento?

Si estás en este proceso, las sugerencias son:

  • Permite que las personas que te quieren estén ahí para ti, deja que te cuiden en la medida de lo posible.
  • Lleva a cabo la ceremonia o ritual que te hubiera gustado realizar para ese ser querido, de una manera íntima o en compañía de las personas con las que vives.
  • Prepara un escrito para cuando puedas reunir a todos tus seres queridos y hacerle un pequeño homenaje presencial.
  • Graba un vídeo y compártelo en estos momentos a aquellas personas que consideres especiales, a través de redes sociales, WhatsApp, etc.
  • Utiliza técnicas narrativas terapéuticas: puedes escribir una carta, dirigida a tu ser querido fallecido, a Dios, a la Vida, a otra persona; contándole cómo te sientes.
  • Elabora un diario donde expreses todo lo que vas sintiendo cada día.
  • Lo que se cuenta y se expresa nos ayuda a tomar consciencia de la realidad de la pérdida.
  • Realiza dibujos, que te permitan expresar de manera simbólica tu sentir, en ocasiones las palabras no salen.
  • Destina un pequeño espacio de tu casa, como un altar del recuerdo.
  • Coloca una foto de la persona fallecida u objeto que simbolice la relación con esa persona.
  • Adorna ese rincón como más te guste: flores, velas, música.
  • Cada vez que desees puedes ir a este espacio para estar en silencio, rezar, orar, expresarle lo que sientes.
  • Construye una caja de recuerdos, para conservar memorias de tu ser querido.
  • Decórala a tu gusto, lo puedes llevar a cabo con otros miembros de la familia que convivan contigo, incluso con los niños.
  • Inicia un proceso terapéutico, ya sea con tanatología o psicoterapia; es algo que te ayudará y acompañará a llevar tu experiencia de duelo.

¿Cómo acompañar a mi amigo que perdió un ser querido?

Puede que te sientas triste, enfadado, impotente, por no poder estar presente, pero es importante que logres transmitir tu sentir a tu amigo en duelo.

  • Participa desde la distancia en la despedida de la persona que ha fallecido y en el acompañamiento a sus familiares principales mediante las diferentes vías posibles; llamada telefónica, enviando un presente, realizando una videollamada, etc.
  • ¡Toma la iniciativa de llamar!
  • Prueba enviando un WhatsApp, reconociendo su disponibilidad para hablar, si no lo desea o no está receptivo, respeta su momento y otro día puedes intentar nuevamente.
  • Envía algún mensaje escrito o bien un video corto, solo o con otras personas allegadas.
  • No se trata de un discurso elaborado; simplemente con una frase, un silencio, mostrar tu disponibilidad o tu afecto es suficiente.
Una frase corta puede ayudar mucho y hacerlo sentirse acompañado:

«No es necesario que me contestes, solo quiero saber cómo te encuentras y que sepas que estoy disponible si quieres hablar.«

«Sólo quiero que sepas que estoy aquí para ti.«

«Si necesitas que hablemos puedes llamarme.«

«Te volveré́ a llamar por si quieres hablar, también podemos compartir un silencio.«

«Haremos una pequeña ceremonia en casa para acompañarlos en su dolor.«

La pandemia nos ha cambiado como sociedad, tenemos que aprender a adaptar nuevas maneras de acompañarnos emocionalmente.

Autora: Mtra. Magali Chong Díaz
Directora de Preparatoria Universidad Cuauhtémoc.

Referencias

Nevado, M., González, J. “Acompañar en el duelo. De la ausencia de significado al significado de la ausencia. Ed. Desclée de Brouwer. (2017).

Payás Puigarnau, A. “Las tareas del duelo. Psicoterapia del duelo desde un modelo integrativo-relacional”. Paidós (2010)

Instituto IPIR. Duelo y Pérdidas. GUÍA PARA LAS PERSONAS QUE SUFREN UNA PÉRDIDA EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS. http://www.ipirduelo.com/