Busca aqui temas de Artículos de interés

Bienvenido     llamanos  +449 973 11 22     Siguenos

Image Alt

Blog UCA

Formarse como psicólogo al ver, analizar y disfrutar películas.

Por: Alumna Daniela Escalante.

Edición: Mtra. Mariana Villanueva.

El cine es el reflejo de la condición humana. El mundo cinematográfico utiliza las situaciones de la vida cotidiana, expresa y demuestra, a través de cada personaje, las distintas formas de ser y de vivir. Recrea, gracias a la ficción, las formas en que los seres humanos nos relacionamos entre nosotros, nuestras formas de amar, de odiar, la dulzura, la venganza, la ambición, el miedo y una infinita lista de posibilidades de experiencias. El cine nos permite proyectar y mirar en la pantalla grande desde lo más noble hasta lo más atroz de los seres humanos. Es por esto que los psicólogos nos adentramos al cine como una herramienta para pensar, analizar, teorizar y aprender sobre los asuntos que competen a nuestra disciplina (Martínez-Salanova, 2002).

El cine contempla la sociedad y atiende el detalle de las interacciones entre seres humanos.

En la mayoría de las películas, los psicólogos podemos realizar un análisis sobre condiciones sociales, históricas, políticas o geográficas. Tanto en la comedia, como en el romance, en el terror, en la acción y entre muchos otros géneros, se evidencia cómo son las experiencias de una persona en determinado contexto. La cinematografía, es un medio para conocer y descubrir los tratos, las vivencias, los conflictos, los acuerdos y las relaciones entre los seres humanos.Todo esto es de gran interés para quienes nos interesamos por la psicología.

Algunas películas consiguen interesarnos pero, ¿por qué sentimos afinidad hacia una película en específico? ¿Qué es lo que nos provoca el cine? El director de cine y escritor, Ettore Scola (1983), mencionó: “El cine es un espejo pintado”. Quizás, las películas representan esa vida que alguien desearía vivir. Así, el cine permea en la vida del ser humano, ya que, éste expresa el: “Yo quiero ser.”;“Me gustaría tener.”; “Yo no puedo, pero él sí puede.”. El cine nos permite vivir a través de la vida de los personajes. Al plantear los escenarios posibles, el cine influye, de cierta manera, en las conductas, creencias, decisiones y formas de interpretar de los espectadores.

 

cine y psicología1

 

El acercamiento a los personajes también nos permite sensibilizarnos sobre las vidas que no son las propias.

Como se mencionó anteriormente, el cine es una pantalla grande en donde se exageran y evidencian, situaciones sociales, relaciones interpersonales y tiene un efecto de aproximación con la vida de un personaje ficticio. Para los psicólogos en formación, es necesario sensibilizarnos ante lo que le acontece al otro y así mismo, ser capaz de conmovernos, aunque no hayamos experimentado la situación y reconocer que existen diversas formas de vivir, sentir, pensar y hacer.

La psicología del personaje. Los psicólogos vamos a la inversa del proceso creativo de los cineastas. A través de los guiones y las características de los personajes los psicólogos desciframos las estructuras psíquicas, las implicaciones psicológicas, la relación entre síntomas y trastornos. Es por ello que, a partir de un análisis detallado, exploramos la congruencia del personaje con las teorías psicológicas. Por otro lado, la psicología tiene un papel importante para el cine, ya que, a partir de nuestras teorías sobre la condición humana los cineastas podrán analizar, describir, desarrollar, teorizar y crear cada personaje.

En la carrera de psicología en la Universidad Cuauhtémoc Aguascalientes, el análisis de la cinematografía tiene un papel importante. Además de lo ya mencionado las películas nos permiten analizar los casos de una manera ética pues ningún personaje saldrá afectado por nuestras intervenciones. Finalmente, los temas reflejados en el cine, nos ayudan a identificar en los mundos reales y ficticios al ser humano, asimismo, disfrutar del cine nos motiva a estudiar e investigar aún más sobre la psicología, el cine y la vida misma.

 

películas y psicología2

Referencias

Martínez-Salanova, E. (2002). El valor del cine para aprender y enseñar. Huelva: Grupo Comunicar.

Lakhdar-Hamina, R. (productor). Scola, E. (director). (1983). El baile [Cinta cinematográfica]. Francia/Italia/Argelia: Warner Home Video.