Busca aqui temas de Artículos de interés

Bienvenido     llamanos  +449 973 11 22     Siguenos

Image Alt

Blog UCA

¿TRABAJO DEL FUTURO O FUTURO DEL TRABAJO?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cada vez mayor frecuencia observamos como trabajos operativos ya han sido reemplazados por máquinas

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Hoy en día, estamos viviendo algo que en otra época pudo considerarse paradójico; cada vez mayor frecuencia observamos como trabajos operativos ya han sido reemplazados por máquinas, sin embargo a medida que la automatización y los robots hoy en día alcanzan niveles record, el foro económico mundial (WEF por sus siglas en inglés) anuncio que el empleo cayó solamente un 5,2% en el 2018, el nivel más bajo en los últimos 38 años, lo que nos lleva a reflexionar si el empleo y la tecnología son realmente excluyentes o al contrario se volverán más accesibles y flexibles en los próximos años.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Lo que es una realidad es que la tecnología lo acelera todo, aunado a esto somos testigos de nuevas tendencias que reinventarán la cultura de trabajo a la que estamos acostumbrados; Como señala Klaus Schwab en su libro «la cuarta revolución industrial: “en los últimos años se ha reavivado el debate por la evidencia de que los ordenadores están sustituyendo cierto número de empleos; aunado a ello, los efectos de la 4ta revolución industrial está transformando a un ritmo acelerado todo, además de que los cambios radicales se producen en simultáneo: al mismo tiempo que un país empieza a imprimir órganos para cuerpo humano en impresora 3D, en otro se hacen pruebas para coches autónomos”; hoy en día somos testigos de cambios profundos en todas las industrias, marcados por la nueva aparición de modelos de negocios, remodelación de sistemas de producción, consumo, transporte y entrega, Jeremy Rifkin autor del libro “La sociedad de coste marginal cero: el Internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo ” señala que hay 3 elementos que cambiarán las reglas del juego debido a que cada vez se democratizan, desmonetizan y desmaterializan con mayor rapidez: información, la energía y la logística.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Se avecina una época, si no es que estamos en sus inicios en donde las personas prefieren el acceso a bienes y servicios antes que la propiedad (economía colaborativa), o bien, la revolución del “hazlo tu mismo” en donde el consumidor se convierte en un prosumidor (la sociedad del procomún), alargar la vida útil de materiales reutilizándolos en la elaboración de nuevos materiales o productos o (economía circular).[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Estas nuevas formas de producción y consumo, traerán consigo nuevos requerimientos de habilidades, nuevos trabajo y especializaciones que hace 10 años no existían, pues como señala “Future of Jobs and its implication on higher education” el 65% de los niños que actualmente están en primaria terminarán trabajando en algo que hoy no existe.

¿Escalofriante? no, ¡emocionante! El camino fácil es pensar que estamos siendo amenazados por una época que pareciera ficción, sin embargo, el gran reto es hacer las propuestas tecnológicas, de negocios y ambientales que resolverán los mayores desafíos que ha tenido la humanidad: hacer de este planeta un lugar más sostenible, accesible y seguro para todos.

Y ante la aparente amenaza, empecemos por aclarar algo, el futuro del trabajo no está basado en la tecnología, sino en el futuro de la humanidad, su objetivo no es reemplazar a los humanos, sino facilitar procesos y ayudarlos a realizar un trabajo más eficiente, además de mejorar su calidad de vida.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_single_image image=»5274″ img_size=»full» alignment=»center»][vc_empty_space][vc_column_text]Lo que es un hecho es que las tecnologías exponenciales (big data, internet of things, impresiones 3D, nanotecnología, etc) no frenarán su evolución, al contrario, se acelerarán y con ello, la demanda de nuevas habilidades que las máquinas no han logrado desarrollar.

¿Cómo formar parte de quienes dejarán de enfocarse en los problemas, para empezar a proponer las soluciones? te proporciono algunas recomendaciones:[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

  1. Empecemos repensando la educación, el certificado de estudios o tu cédula profesional no será de mayor relevancia, si no estas dotado de las habilidades en que las máquinas (aún) no son buenas: creatividad, curiosidad, adaptabilidad, espíritu empresarial, Como dijera Jack Ma “Las máquinas tienen chips, pero los seres humanos tienen corazones … La educación debe avanzar en esta dirección».
  2. Aprende sobre megatendencias, la información es poder, mientras mas informado estés sobre tema, será más fácil como comprenderlas y adaptarse rápidamente.
  3. Diversificarse, en un mundo de abundancia de información, hoy tienes la oportunidad de mezclar conocimientos de nutrición con ingeniería y automatización; la mente se limita hasta el conocimiento que ha adquirido, pero hoy las posibilidades son infinitas.
  4. Colabora, el talento del mundo está a disposición del mundo, y por lo menos en mi experiencia no he visto historias de éxito que no se hayan centrado en la colaboración: redes, mentalidad, ecosistemas.
[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Autor:

Mtra. Nallely Puga Jiménez

Directora de la Escuela de Negocios de la Universidad Cuauhtémoc.

[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]